Gestión de Videojuegos en Adolescentes

En la era digital actual, los videojuegos han emergido como una forma popular de entretenimiento entre los adolescentes. Entretenimiento que, bajo una buena gestión, pueden contribuir al desarrollo cognitivo, emocional y social. En este artículo analizamos la influencia de la gestión de los videojuegos en la salud mental y el bienestar de los adolescentes desde una perspectiva psicológica. También examinaremos los factores que influyen en la gestión eficaz de los videojuegos, así como las estrategias para fomentar un uso equilibrado y saludable de los mismos.

Los videojuegos han experimentado un crecimiento exponencial en popularidad en las últimas décadas, convirtiéndose en una de las formas de entretenimiento más populares en la vida de los adolescentes. Para poder exprimir los beneficios cognitivos, sociales y emocionales es necesario realizar una buena gestión del uso de los mismos. En caso de no gestionarlos de una forma adecuada puede tener consecuencias negativas para la salud mental y el bienestar de los jóvenes. Según Granic, Lobel y Engels (2014) ciertos tipos de juegos pueden mejorar habilidades como la resolución de problemas, la coordinación mano-ojo y la toma de decisiones. Además, considera cómo los videojuegos pueden proporcionar oportunidades para la socialización, la colaboración y el desarrollo de la autoestima.

Factores que Influyen en la Gestión de Videojuegos.

La gestión eficaz de los videojuegos en adolescentes está influenciada por una variedad de factores psicológicos, sociales y ambientales. Entre estos factores podemos incluir:

  • Gestión emocional y Autocontrol: Cuando la capacidad de gestión emocional o autocontrol de los adolescentes está desarrollada, tienden a jugar de manera más equilibrada y moderada. Mientras que aquellos que no han desarrollado estas habilidades suelen mostrar una baja autoestima o dificultades de regulación emocional, lo que hace que el juego se pueda convertir en una forma de escape o evasión.
  • Normas familiares: El funcionamiento familiar desempeña un papel crucial en la gestión de los videojuegos. La supervisión parental, las reglas claras sobre el tiempo de pantalla y el conocimiento de los padres sobre el contenido de los videojuegos pueden ayudar a los adolescentes a desarrollar hábitos de juego saludables.
  • Círculo social: La influencia de los amigos, compañeros de juego o incluso referentes puede afectar significativamente los patrones de juego de los adolescentes. La relación entre el estatus dentro del videojuego y la identidad del adolescente puede llevar a comportamientos de juego excesivo o problemático.

Estrategias para una Gestión Saludable de Videojuegos.

Para promover una gestión saludable de los videojuegos en adolescentes, se recomiendan las siguientes estrategias:

  • Educación y conocimiento de los padres sobre los videojuegos: Como en cualquier otra actividad realizada por un menor, es importante que los padres conozcan los detalles de dicha actividad. En este caso sería importante que los padres conocieran el contenido específico de los videojuegos (el código PEGI sirve como algo orientativo, pero se necesita más información), la existencia de pagos dentro del videojuego, de sistema de gambling o si el propio juego tiene modalidad offline u online. En caso de posibilidad de pagar dentro del videojuego, mantener siempre fuera del alcance de los adolescentes los datos bancarios y en caso de existencia de gambling posponer el uso de estos métodos hasta una edad adulta. La permisión del uso de las modalidades online dependería de la madurez del adolescente. 
  • Establecimiento de Límites: Los padres o tutores deben establecer límites claros sobre el tiempo dedicado a los videojuegos y el tipo de contenido permitido. Estos límites deben ser consistentes y adaptados a las necesidades individuales de cada adolescente. Para ayudar al adolescente a la autogestión se pueden utilizar estrategias como dejar x minutos más si avisa de que su tiempo de juego va a llegar a su fin. Esto ayuda a que el adolescente juegue con consciencia de tiempo.
  • Fomento de Actividades Alternativas: Para que el estatus dentro de los videojuegos no sea lo único que marque su identidad y por tanto, se polarice, es necesario promover actividades extracurriculares y sociales fuera del mundo digital. Esto puede ayudar a gestionar mejor el uso de los videojuegos y fomentar un estilo de vida más activo y equilibrado.

En definitiva, la gestión de los videojuegos en adolescentes es un aspecto importante de su bienestar psicológico y emocional. Si bien los videojuegos pueden ofrecer una variedad de beneficios, su uso excesivo o inadecuado puede tener consecuencias negativas. Al comprender los factores que influyen en la gestión de los videojuegos y adoptar estrategias efectivas para promover un uso saludable, los padres, educadores y profesionales de la salud pueden ayudar a los adolescentes a disfrutar de los videojuegos de manera responsable y equilibrada.

https://www.youtube.com/watch?v=v1Q_JpfS9xo

Bibliografía

Granic, I., Lobel, A., & Engels, R. C. (2014). The benefits of playing video games. American Psychologist, 69(1), 66-78.

Elemental Science

Estamos comprometidos a ofrecer más información
a través de las siguientes plataformas

Escucha nuestros podcasts

Donde compartimos todos los temas interesantes que vamos descubriendo

No te sientes en el diván

×